Promoviendo el Reino a través de relaciones significativas con los donantes

Introducción de Frank Lofaro, CEO de la CCI

El construir relaciones significativas con los donantes requiere preparación, paciencia y confianza en el tiempo de Dios. Si bien los donantes son increíblemente importantes para nuestro ministerio, debemos mantenernos enfocados en Aquél a quien servimos, confiando en Dios, que de El vendrá nuestra provisión. Él, por sí solo, es quien mueve los corazones para dar. Esta semana, estoy contento de darle la bienvenida a John Clause, Vice Presidente principal de desarrollo de fondos del Ministerio de la Confraternidad Carcelaria Internacional (CCI), quien nos comparte de su corazón y experiencia personal. John ha trabajado por más de 30 años en el campo de desarrollo estratégico de negocios y gestión global para organizaciones sin fines de lucro. El se desempeñó como Vice Presidente nacional de desarrollo y filantropía en la organización internacional Visión Mundial antes de unirse a la CCI. La pasión de John es crear conciencia sobre la necesidad de recursos para ayudar a niños en riesgo. Ruego a Dios que la obra de vuestra fe sea muy fortalecida al leer las palabras de John.

Una charla con John Clause 

¿Qué es lo más esencial en la construcción y el mantenimiento de una sólida base de donantes?

La recaudación de fondos es un ministerio. Es un intercambio sagrado entre la persona que Dios ha llamado para el campo, y un donante que Dios ha guiado a utilizar los recursos que él o ella tiene para ayudar a los necesitados. El donante da, no porque se supone que tenga que dar sino porque quiere. Nuestro trabajo es cumplir con estos individuos, y ayudar a producir una transformación, no es sólo una simple transacción. Tener esta perspectiva cambia completamente nuestro trabajo.

¿Cuál es su estrategia de recaudación de fondos?

Yo aplico un proceso de recaudación “paso a paso”. El primer paso es el descubrimiento, donde identificamos y evaluamos a aquellos que tienen la capacidad y la afinidad para donar al ministerio. Luego de eso, les damos seguimiento.

El siguiente paso es la fase de cultivo, donde nos encontramos con el donante para compartir acerca de la obra de nuestro ministerio, y comenzar una relación de amistad como si fuera un viaje que realizamos juntos. Cada donante es único, ellos necesitarán distintos períodos de tiempo para desarrollar la confianza necesaria para que podamos pedirles apoyo financiero.

Luego de esto, pasamos a la fase de invitación. Aquí es donde preparamos una propuesta, solicitando una cantidad específica de dinero durante un período específico de tiempo.

El siguiente paso es la fase de agradecimiento, en la cual tratamos de encontrar la mayor cantidad de formas de expresar nuestro aprecio y gratitud.

Cuando un donante da dinero para un proyecto en particular, debemos proporcionarle informes en el tiempo oportuno, responder a sus preguntas y mantenernos en contacto.  Aquí es donde muchas organizaciones se quedan cortas. Ellos invierten mucho tiempo y esfuerzo en cultivar las relaciones con los donantes y presentarles las solicitudes de fondos, pero una vez que reciben el dinero, se concentran en otras cosas y se olvidan de las personas que les entregaron donaciones. Cuando usted no mantiene la relación con los donantes, no podrá conservarlos.

Finalmente, volvemos a iniciar el ciclo y a repetir las fases. Una vez que un donante ha hecho una contribución y le hemos informado de cómo se ha utilizado su dinero, volvemos a empezar nuevamente, cultivando la relación y solicitando luego otra donación.

¿Qué retos ha enfrentado en el desarrollo de fondos para el ministerio?

Mi mayor reto es la paciencia. Siempre hay un sentido de urgencia para acelerar una relación, en vez de ser pacientes y esperar en el Señor que llegue el momento más adecuado.

El Salmo 46:10 es un ancla para mí: espera quieto. Dios es el que se mueve en los corazones de los donantes. Él es quien nos llama a este trabajo. Cuando has acabado de hacer tu trabajo, deja todo en sus manos.

¿Qué consejo le daría a otros líderes para avanzar en la expansión de su base de donantes?

Retener a los donantes actuales puede requerir tanto esfuerzo e inversión de tiempo como como el poder encontrar a un nuevo donante. Mientras usted trata de encontrar nuevos donantes, siga construyendo las relaciones de amistad e información con los donantes actuales de manera que ellos se sientan invitados y comprometidos a seguir dando. De lo contrario, los donantes se irán. Tenemos que construir en ambos lados.

Para concluir…

La preparación, el conocimiento, la sabiduría y la capacidad son parte integral del inicio, el mantenimiento y el crecimiento del proceso de recaudación de fondos en una organización exitosa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *