Viviendo su Llamado


Una charla con Dorestela Medina

Por: Prison Fellowship International 2015

¿Cuál es tu definición de lo que es el llamado?

El llamado es amor en acción.

¿Cómo descubriste tu llamado?

Dios me dijo, quiero que cuides de mis hijos. Yo no sabía lo que eso quería decir. Luego El me lo dijo muy claramente, los reclusos. Yo trabajé como supervisora de prisiones en mi país durante la guerra. Yo no me preocupaba por los reclusos. Mi primo y un tío estuvieron en prisión por 10 años y yo no los visité. Dios me dijo: Yo sé lo que has estado haciendo. Ahora quiero que ayudes y ames a los reclusos. Así, empecé a visitar a los reclusos en el año 2000 y no he mirado atrás desde entonces.

¿Cómo es que Dios te confirmó que este era tu llamado?

Hay tres condiciones para identificar el llamado:

1. El llamado tiene que estar de acuerdo con la Palabra de Dios.
2. Dios tiene que ser quien abra las puertas para que uno pueda seguir adelante con su llamado.
3. Uno debe sentir paz con respecto a su llamado.

Por medio de estas tres condiciones es que Dios confirmó mi llamado en diferentes momentos de mi vida durante estos últimos 15 años.

¿Qué consejo le darías a alguien que todavía está buscando identificar su llamado? 

Cultivar una relación muy estrecha y personal con Dios. Creo que las cuatro cosas más importantes en esta área son: la Palabra de Dios, el Espíritu Santo, la oración y el servicio.

Si usted es un ingeniero, usted tiene un manual y procedimientos. Si usted es un cristiano, el libro principal es la Palabra de Dios, porque Dios nos habla directamente a través de ella. El Espíritu Santo está en nuestro corazón y Él revela la verdad sobre Jesús mientras que uno está buscando identificar su llamado. La oración es el instrumento con el que usted puede comunicarse con Dios. Es su diálogo con Dios. Y, por último, somos líderes siervos. Jesús dijo en Mateo 20 que todos los líderes deben servir, así como el Hijo de Dios vino para servir y no para ser servido.

¿Qué consejo les daría a otros líderes que están respondiendo a un llamado similar?

Tú eres un modelo. Tienes que practicar lo que predicas. En la vida nos encontramos con una gran cantidad de líderes que no hacen esto. Tu misión es llevar a la gente a Jesús, no hacia ti mismo, guiándoles hacia la Palabra de Dios, enseñándoles a ser guiados por el Espíritu Santo, cómo orar y en qué forma servir a otros.

Para concluir…

Ya que usted está haciendo muchas cosas, si usted no mantiene su enfoque en el servicio a Jesús, perderá su camino. Manténgase enfocado en su servicio a Jesús mientras sirve a los reclusos, a los niños, y a través del hospital. Y recuerde por qué sirve, porque usted ama a Jesús. Eso es lo que me mantiene en acción todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *